Recuperación de la punta de la Cinta Scotch

Nadie puede dudar de que la cinta scotch ha sido, desde el comienzo de la humanidad, un invento del propio demonio, creado para destruir la templanza de cualquier humanoide con inclinaciones manualísticas. Por eso es que aquí le presentamos un manual ilustrado para vencer a una Cinta Scotch en diez días, sin perder el espíritu en el intento.


El primer paso, es buscar para qué lado se enrolla, para no estar 3 horas dando vuelta la cinta y pasando el dedo gordo tratando de notar un sútil relieve como si fueramos ladrones de cajas fuertes. Esto puede ser un tanto difícil porque en las décadas y décadas de inventos inútiles de 3M como los “Post-It” a nadie se le ocurrió poner una simple flechita en el dorso del portacinta. Y bueh…

 

cinta-scotch-001.jpg
Fig. 1 – ¿Para qué me corté las uñas?

Si usted no se ha dejado larga la uña del dedo meñique (puaj) o la cinta se encuentra toda arrugada (¡rata!) es muy probable que aun no haya conseguido encontrar el “cosito”.

– Aun no he podido encontrar el cosito.

Si la cinta está corrida porque hace años que la tiene en el galpón, y parece un vasito telescópico, trate de encontrar dónde está el cosito en la primer línea.

– ¿Un vasito telescópico? ¡Que vejez! No che.. no veo nada. ¿La tiro a la… y compro otra?

No se preocupe, querido amigo. Puede utilizar algun elemento filoso para detectar el relieve escondido.

 

cinta-scotch-002.jpg
Fig. 2 – ¿Algo así?

No, no, algo con un solo filo, sino tendrá que abrir la tijera.

cinta-scotch-004.jpg
Fig. 3 – ¡¿Así esta bien?!

¡No! ¡Demente! ¡Deje esa cuchilla! ¿Qué está haciendo infeliz? Pero no pierda la calma querido amigo: debe buscar algo así como una trincheta o una navaja.

cinta-scotch-007.jpg
Fig. 4 – Ufff… ¿Así esta bien? Ya me estoy sacando… quiero asesinar a alguien… la carne.. la carne…

Ehm… sí, bueno… pero aléjese un poco más hacia allá. Intente con el filo de la trincheta encontrar el cosito…

Ya está…

¿Lo encontró?

No, me corté. La puta madre… te dije que no sirvo para estas cosas… y esta cinta de mierda… y este manual de mierda, a mí solo se me ocurre buscar en el google como encontrar el cosito de la cinta scotch…

Bueno, bueno, cálmese doctor. A lo sumo la culpa es suya por no enrollar un pedacito la última vez que la usó.

¡Pero si la acabo de usar! Estoy haciendo un lapicero de cartón para regalarle a mi señora, cumplimos 10 años de casados.

Debí habérmelo imaginado. Bien, sigamos. Véndese el dedo…

No lo puedo vender, lo tengo pegado.

Ok… esto va a ser difícil… póngase un apósito autoadhesivo en el dedo.

¿Eso no se pone en el… para cuando…?

¡Una curita, bueno para nada, rata pijotera que no se gasta 20 mangos en unas flores!

Bueno, bueno, despacio… es solo una cinta… sígame explicando.

Lo que deberá hacer ahora es tomar algun elemento filoso…

cinta-scotch-004.jpg
Fig. 3 – ¡Listo… te voy a destruir hija de puta!¡La vendetta!

¡No! ¡Espere Don Corleone! Tiene que parecer un accidente… algo más sutil, no tan filoso… algo para hacer un sencillo corte, una marca, su propio “cosito”; de manera que usted pueda sacar un pedacito de cinta scotch y continuar de nuevo.

cinta-scotch-002.jpg
Fig. 2 – Perfecto… ¿corto? Corté… ¡No funciona! ¡Acabo de destruir la cinta! Este manual es u…

Espere un poco, televidente de Inutilísima satelital… No le dije que cortara. Tome otra cinta scotch y repita los pasos hasta ahora. Con una tijera no, porque lo que necesitamos es algo que no corte demasiado profundo, no tiritas de 10cm de cinta una arriba de la otra. Utilice la trincheta.

cinta-scotch-007.jpg
Fig. 5 – No sale el filo…
¡Salí guacho!!! ¡No te escondas!
Ya te veo, yo sé que estás ahí.

Destrabe la protección de la trincheta (ahhh… avisá…) y ejecute un corte muy fino, sutil… ¡Pero no hombre! Así no… preste atención a la figura 6. El corte debe ser paralelo, no transversal. Si corta de lado a lado se quedará con mil trocitos de cinta pegados… En cambio si corta PARALELO (para lelo, usted) a la cinta, podrá tomar uno de los dos lados y no perder ninguna vuelta de cinta. Fíjese:

cinta-scotch-008.jpg
Fig. 6 – ¡Ah! Listo… ¿Tantos pasos para esta pavada?
¡Ya está! ¡Soy el campeón de la cinta scotch! Soy intelectual, soy inteligente, ¡ay! qué bonito soy…

¿Y como le quedo?

 

 

cinta-scotch-009.jpg
Fig. 7 – ¿Y si uso voligoma?

 

¡Pero al final usted es un estúpido!

 

¡No se altere hombre! El alterado tendría que ser yo… usted me estaba explicando nomás… Ya la voy a aprender a usar… Es una simple cin…

 

¡Le expliqué perfectamente cómo sacar el cosito de la cinta y usted quiere… pero por qué no se va con su esposa y le regala un ·$”%·”&/!·$/&!%·/%/&$/”$&$·%!·$%$ !!!!!!

 

Creo que mejor lo dejo solo… Al final es más fácil conseguir otra esposa y a los diez años, si no se inventó nada para la cinta… me consigo otra y así…

 

¡!”·$!$!$!$·&%/!%·/%&·$!%!!!!!!!!!

 

 

 

 

 

Una respuesta a Recuperación de la punta de la Cinta Scotch

  1. Tania dice:

    Me gusto muchisimo… me rei demasiado hasta ahora…. lime mal lo tuyo… sigan asi che… voy a seguir pasando por aca… saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: